.:Olas de Sangre:.

Síntesis, reseña y crítica de crímenes selectos, sucedidos en Veracruz, México

Archive for abril 2007

¿Quién se acuerda del violador quemado?

with 10 comments

Este ensayo forma parte del libro “Primer Certamen Nacional de Derechos Humanos/ Linchamiento: Justicia por propia mano (casos específicos)”, publicado en 2003 por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Linchamiento, por Rodrigo J. Vázquez

Tatahuicapan: Dos justicias, dos mundos

Por: Fernanda Melchor

Ya se corrió la noticia por todito el continente.

De un violador y asesino, allá por Playa Vicente.

Tatahuicapan es el pueblo que lo quemó con su gente.

Pongan atención muchachos,

no agarren ese camino.

Ya ven lo sucedido por errores del destino

¡Ay de mi violador, asaltante y asesino

Corrido popular “El quemado de Tatahuicapan”,

escrito por el trovador Panuncio Mendoza.

El 31 de agosto de 1996, el pueblo de Tatahuicapan redactó un acta donde se narraban los hechos y se plasmaba la voluntad del pueblo ante el asesinato de Ana María Borromeo Robles. Tras golpear y torturar al joven asesino, Rodolfo Soler Hernández, para que confesara  su crimen, los habitantes del poblado realizaron un proceso sumario: lo amarraron a un árbol de encino y lo quemaron con gasolina hasta su muerte.

ACTA DE JUICIO POPULAR

(fragmento)

[…] Entonces el pueblo respondió en una sola voz: “No, no se lo entregamos, vamos a hacer justicia porque este reo ha sido encarcelado más de tres veces y no lo castigan porque nuestras autoridades superiores se dejan sobornar por unos cuantos pesos. Por eso e lpueblo se ha artado (sic) de tanta injusticia y ya no conformes de esto, el pueblo ará (sic) justicia porque existe una ley interna del ejido de correr a los maleantes o matarlos, según su delito. Y entonces las autoridades se fueron para no ver la justicia del pueblo, y el juez auxiliar municipal [Miguel Borromeo Avendaño], el agente municipal [Liberio Contreras Velásquez], el comisario ejidal [Armando Raymundo López] y el Presidente del Consejo de Vigilancia [Cirilo Ausencio Pablo] tomaron la palabra y dijeron: “Pueblo en general, danos al reo para remitirlo a donde corresponda”, pero ellos embrabecidos (sic) contestaron: “No, nosotros vamos a hacer justicia”.

Las autoridades insistían pidiendo al reo para remitirlo y no lograron convencer al pueblo. En eso las autoridades entregaron al reo al pueblo, y el pueblo iso (sic) justicia para ejemplo de los demás ciudadanos y que nuestro gobierno tenga más cuidado con estas personas peligrosas. Anexamos firmas del pueblo.Atte. “Sufragio Efectivo, No Reelección” (Firmado por las mencionadas autoridades del poblado de Tatahuicapan, y por 154 personas más, el 31 de agosto de 1996 en Tatahuicapan, Veracruz) 

El hecho fue ampliamente difundido en los medios de comunicación debido a la existencia de un video VHS que documenta lo sucedido. El presente ensayo se propone describir los dos procesos simultáneos: el legal-jurídico y el popular, el de la justicia del Estado mexicano y el de una comunidad, el derecho racional vs. la costumbre, con el fin de mostrar el conflicto clave de la vida jurídica en nuestro país: la falta de reconocimiento e integración de los derechos culturales de los pueblos originarios de América al modelo político y jurídico contemporáneo.

Para continuar la lectura del artículo, da click aquí

Antiguo grabado sobre el linchamiento

Anuncios

Written by F. Melchor

abril 25, 2007 at 9:23 pm

Publicado en asesinato

Es baja autoestima, no pobreza, causa primaria de la criminalidad

with 31 comments

Aprehenden a instigadora de riña 

Boca del Río, Ver. Más que motivada por carencias económicas, la conducta criminal es causada por la baja autoestima, la marginalidad, los sentimientos de culpa y la búsqueda inconsciente de un castigo, afirma Patricia Rosa Linda Trujillo Mariel, directora del Instituto de Medicina Forense de la Universidad Veracruzana (UV). 

Autora de libros como Medicina Forense, Criminología dinámica y La historia clínica criminal (publicados por Editorial Alfil) y de otros dos volúmenes que aún se encuentran en edición, Trujillo Mariel expresó que a diferencia de la percepción común, el móvil económico pesa menos para el criminal que la búsqueda inconsciente de un castigo, producto de la necesidad insatisfecha de amor, atención y respeto que distorsiona la visión del mundo del individuo y que produce agresividad, rencor y deseos de autodestrucción. 

“Tú puedes fabricarte una personalidad pero tus hechos revelarán finalmente quién eres. Si tú te amas y tienes una estima alta, eres incapaz de dañar a terceros, porque esto significa dañarte a ti mismo”, dijo la funcionaria.

La pobreza no “fabrica” delincuentes. La preocupación de Trujillo Mariel es entender la manera en que se desarrolla la génesis delictiva para generar parámetros hacia la política preventiva de la criminalidad. “He trabajado, tanto en Veracruz como en Reynosa, la marginación, el aislamiento y la soledad, que son imperativos más fuertes dentro de la conducta delictiva que la necesidad económica”, añadió. 

Asimismo, indicó que si bien en nuestro país hay muchas deficiencias económicas y altos índices de deterioro social, “no todos somos delincuentes”. La pobreza no produce delincuentes; es la carencia de valores, de creatividad y de visión frente a la vida lo que restringe las alternativas y provoca las conductas antisociales: “la puerta fácil que lleva a la autodestrucción”. Por ello, la experta cree firmemente en la readaptación, “siempre y cuando exista la disposición de hacerse una nueva vida.

Ofrece IMF posgrado reconocido por CONACYT. Reconocida por su calidad ante el Padrón Nacional de Posgrado del CONACYT por ser la única en su tipo a lo largo del país, la maestría en Medicina Forense del IMF de la UV cuenta con una beca de 6 mil 100 pesos mensuales, que permite al estudiante dedicar parte importante de su tiempo al estudio y la investigación en este campo. 

El perfil del egresado de este posgrado es el de un profesional capacitado para ejercer con excelencia un trabajo dentro del campo de las ciencias forenses y áreas afines, principalmente en el sector público. “De hecho, la mayoría de los peritos médicos que ejercen en el estado de Veracruz y en el ámbito nacional, son egresados de esta maestría”, afirmó la directora del IMF. 

En 2006, la Maestría en Medicina Forense  recibió,  por vez primera en 16 años, a una generación conformada exclusivamente por mujeres, lo que rompió con el estereotipo clásico de la práctica criminalística como una actividad propiamente masculina. 

Una de las estudiantes, Linda Guadalupe Pérez Lozada, perito médico forense de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia del distrito judicial de San Andrés Tuxtla, dijo que este campo de la medicina representa, para ella, el ejercicio de una profesión científica y de un compromiso social muy fuerte.

“Desgraciadamente, aunque la muerte cause dolor, un cadáver es un libro abierto para la medicina y para los procesos de investigación desde el punto de vista patológico y legal”, afirmó. “Las huellas que encontramos en el cadáver nos ayudan a esclarecer un caso criminal: el maltrato infantil, el maltrato familiar y las violaciones, y establecer quién o quiénes son los culpables”, refirió. 

Por su parte, Priscila Ferro, médica del deporte, explicó que la comunidad médica y la población en general tienen una idea desvirtuada de lo que es la medicina forense. “Creen que es estar abriendo muertos nada más, cuando lo que hacemos es analizar la problemática de la sociedad a través de un hecho criminal, obviamente enfocado esto hacia la vida y la prevención de las conductas criminales”, subrayó. 

Igualmente, Margarita Herrero resaltó que la práctica forense es una labor que involucra principalmente a la gente viva. “La sociedad tiene el mito de que vemos puros muertos, y es una gran mentira: trabajamos con gente viva porque estudiamos las causas de la criminalidad en nuestra sociedad para llegar al origen del crimen para que ésta pueda avanzar y pueda funcionar como debería ser”, concluyó la joven médico.

Para obtener mayores informes acerca de esta oferta educativa, hay que consultar la página electrónica de la Universidad Veracruzana: www.uv.mx, o acudir a las instalaciones del Instituto de Medicina Forense, ubicado en Av. Juan Pablo Segundo esquina Reyes Heroles, fraccionamiento Costa Verde en la ciudad de Boca del Río, Ver, o llamar a los teléfonos (229) 9218741 y (229)7752700 .

Texto: Fernanda Melchor (artículo extraído del número 271 del periódico Universo, editado por la Universidad Veracruzana.

Foto: Benjamín Mares

Written by F. Melchor

abril 13, 2007 at 8:31 pm

Publicado en criminalística

Sin Deberla Ni Temerla

with 2 comments

 Familiares de Jorge Alberto cuidando su cuerpo

Esta foto en realidad me impactó mucho por el momento y la escena que capturó. Fue tomada el pasado 18 de marzo, cuando los sicarios que habían asesinado minutos antes a tres policías huyeron por la calle Camino Real, en la colonia Obrera de Boca del Río y chocaron contra una camioneta Volkswagen Combi, color blanco, donde viajaban miembros de una familia que estaban por salir a la playa.

El estudiante Jorge Alberto Fernández Flores, de 19 años, bajó a reclamar a los tripulantes de la camioneta Honda CRV por el choque, cuando antes de cruzar palabra recibió un balazo en la cabeza y dos más en el torso.

Sin deberla ni temerla, fue ejecutado por reclamarle a los de la camioneta, y pensando que en una situación igual yo y mucha gente más haría lo mismo, no puedo sino sentir un poco de inquietud. No todos son ‘malosos’ matándose entre ellos, ¿o si?

Foto y texto: Sésiom Zenémij

Written by F. Melchor

abril 9, 2007 at 5:59 pm

Publicado en crimen organizado