.:Olas de Sangre:.

Síntesis, reseña y crítica de crímenes selectos, sucedidos en Veracruz, México

Atole con el Narcodedo

with one comment

 Los dos ensabanados de la avenida Dáz Mirón

Desde hace algunas semanas se habla de una ‘nueva ola de violencia’ en Veracruz. Es, según dicen, una ola de violencia de gente que ‘viene de fuera’, ‘malosos’ que llegan a delinquir y a matar gente con armas de grueso calibre a este pacífico terruño donde la felicidad y la prosperidad se respiran como la brisa del mar… ¿Qué bonito, no? Pues no.  

En realidad, las ejecuciones, la violencia, la delincuencia organizada SIEMPRE HAN EXISTIDO en Veracruz, y últimamente me doy mucho cuenta que no hay disposición de nadie para hacer hincapié en estos hechos.  Sólo hay que recordar cuando mataron a un alcalde oaxaqueño y su escolta afuera de Laguna Real, o cuando al ahora ex-comandante de la policía boqueña, el Betín, le quisieron balacear afuera de su escuela cuando aún ni siquiera estaba haciendo transas en las fuerzas de seguridad (se dice que fue un trueque sacarlo un rato en lo que su hijo era liberado por asalto a mano armada y robo de automóviles). O antes cuando agarraron al Beto vecino de Miguel Alemán. O cuando los narcos se mataban en la época de Chirinos. O… bueno, para ejemplos se llenan libros, pues. 

La impunidad y la inseguridad SIEMPRE han existido, todo forma parte de un ciclo de miedo que ni siquiera responde a un interés mezquino, sino al miedo y a la desinformación renegando del miedo, como la esposa golpeada que perdona una y mil veces a su marido. Ni siquiera los medios informativos están limpios, pues, temerosos de sus pésimas pagas y de la repercusión que el narco hace en sus estructuras, sólo te sueltan -o soltamos, disculpen el desmarque- la parte de la realidad que tú DEBES ver. ¿Libertad de expresión? ¿Objetividad? Háganme un carajinoso favor, no hablamos de los Reyes Magos, esto es la vida real. 

Por ejemplo, el día que ejecutaron a dos policías en Boca del Río y me arruinaron un buen domingo, hubo una junta emergente para explicarnos las mil y una razones por las que no valía la pena acercarse a temas relacionados con el narcotráfico. En resumen: pagan mal y tu vida vale más.  Por esa misma desinformación la gente no sabe en realidad a ciencia cierta por qué pasan esas cosas, por qué se olvidan rápido y salen de las agendas informativas con celeridad para no causar escozor. Seamos realistas, hay que hablar de eso cuando pasa porque está ahí, pero rara vez a un hecho así se le da seguimiento.  

Por ese mismo motivo, la gente tiene miedo y pida la intervención del Ejército, la PFP, la AFI y si se pudiera, de la Liga de la Justicia de América y de la SS. La gente no sabe en realidad como está la cosa, y por el otro lado asoman los maricas empresarios, los terroristas de oficina, a pedir que por favor no panda el cúnico. Pffft…. Pero solucionar una infiltración armada para resolver la inseguridad con más elementos armados es como resolver una gastritis crónica ingiriendo caldo de chile habanero con limón. En vez de calmar los ánimos, el ingreso de agentes federales y del Ejército en la ciudad crea situaciones norteñas, que aquí no se veían a menudo, crea miedo entre las corporaciones corruptas que al ver amenazado su trabajo renuncian o ‘hacen como que trabajan’. 

Y a la que le meten la verga es a la ciudadanía. Así es. Como leí en algún lado con respecto a la incursión de operativos federales para resolver esa situación en Tijuana, ‘están todos con la verga bien adentro, y para resolverlo, piden más verga’. 

Y así, ahora la gente tiene derecho a sentirse perseguida mientras el señor Chedrahui y el señor Canaco y los demás señores empresarios, orondos, te piden que guardes la calma. ‘No les toca a ustedes tener miedo’, dicen, pero la neta eso es imposible. Tan sólo ayer, yo fui perseguido en el Floresta por un agente federal a bordo de una camioneta sin placas. Neta, no es paranoia, todos los que íbamos arriba vimos cómo nos siguió y de no perderlo nos hubiera seguido más, sólo por ir oyendo música a todo volumen, tal vez formo parte de una agencia del crimen organizado.  

La verdad, al crimen organizado no le importas un bledo, gracias a Dios, a menos que te les pongas al brinco. A los agentes federales sí. Vienen, te revisan, podrían entrar a tu casa con una orden recién elaborada gracias a las nuevas reformas del mequetrefe que tenéis por presidente. Para ellos, todo son moros con tranchetes, sospechosos en un ambiente sospechosista. ¿Ven cómo es más verga? Mi tío, que vive en Matamoros y donde es natural ver ejecuciones, ensabanados, embolsados y empistolados, nos mandó una misiva el día de su cumpleaños hace unos días, con la congratulación: ‘Bienvenidos al primer mundo…’  

Pues sí. Una de las partes del progreso es ver siempre ejecuciones de gente rica que se mata por ser más ricos. Nosotros somos espectadores y debemos tratar de no creerla tanto, no hacerle tanto caso a la tele, a la radio, a los periódicos. Yo al menos no lo hago más que para saber qué pedo, bajo conocimiento de causa que todo o es infundado o es protegido.  Una vez más lo digo: Dios bendiga al Internet, el único medio que todavía no sufre tanta censura 

Texto: Sesiom Zenemij

Foto: Evelo

Anuncios

Written by F. Melchor

marzo 30, 2007 a 7:40 pm

Publicado en crimen organizado

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pasada la media noche (ya sábado 31) vi una van blanca de lujo rodeada de policías, unas siete patrullas con sus foquitos parpadeando. El lugar: Juan Pablo II, en la calle que entra a Costa de Oro antes del bulevar, a media calle del Hospital Milenio. No pude ver mucho, pero me pareció que tenía la ventanilla del chofer rota, la puerta abierta: ¿quién se va a detener a ver qué pasa?
    El asunto es que pensé que por la hora esa “noticia” no iba a estar en los periódicos de la mañana. Así que estaremos viviendo el terror de la violencia y de la desinformación.
    Otra idea: no veo por ningún lado señalamientos de acciones de una posible ultraderecha. ¿Ustedes saben algo de eso?

    Jaime Velázquez

    marzo 31, 2007 at 3:08 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: